domingo, 13 de noviembre de 2016

Impresiones: Beardy Islands


El pasado sábado 5 de noviembre estuvimos presentes, como muchos ya sabréis, en el Game&Cosplay Granada, evento conocido anteriormente como Salón del Manga de Andalucía que llegó este año ofreciendo una oferta de contenidos mucho más variada enfocada especialmente en los videojuegos y en el cosplay. Sin duda, la zona que nos pareció más interesante fue Indiland, una zona en donde estudios indies patrios presentaban ante los visitantes sus futuros proyectos que actualmente están en desarrollo. Uno de esos proyectos era Beardy Islands, un simpático e ingenioso juego que creado por  por 8bitamin Games que saldrá a finales de año para los dispositivos Android e iOS. Nosotros hemos sido afortunados y antes de su salida hemos podido catar el juego en su versión demo, quedándonos impresionados y con ganas de más tras jugarla.


En Beardy Islands seremos un náufrago que deberemos ayudar a escapar de una serie de islas, o lo que es lo mismo, niveles de plataformas donde, para completarlos, tendremos que conseguir una serie de coleccionables que solo se pueden adquirir actuando de una manera determinada, completando así una serie de puzles gracias a nuestro ingenio. Dichos coleccionables son, en primer lugar, la comida anhelada por un náufrago, en este caso, plátanos, y por otro lado, monedas para obtener una mejor puntuación al acabar el nivel.


Para mover a nuestro personaje y llegar a por todos estos elementos, simplemente tendremos en nuestra pantalla dos botones de movimiento, uno para ir hacia la izquierda y otro para la derecha, y otro para saltar, pero también nos servirán para mover objetos o para escalar lianas (en este caso el botón de saltar se cambia al de escalar estando posicionados debajo de las lianas) y llegar a lugares que a nuestro personaje le sea imposible alcanzar. No obstante, esto no es tan sencillo como parece, ya que si comemos, saltaremos menos, pero nos haremos más fuertes y podremos de esta forma desplazar objetos para llegar a otras partes de la isla o iluminarla si nos hiciera falta. Según las acciones que tomemos seremos capaces de conseguir los objetos de cada nivel, nivel que, si no nos comemos todos los plátanos, no podremos superar, pues nos harán falta sí o sí para arrastrar nuestra balsa al agua y escapar por fin de la isla.


De esta manera, podemos elegir no poder saltar lo suficiente y así no conseguir las monedas que estén más altas si se da el caso, pero no tendremos el nivel perfectamente completado, así que es importante pensar qué coger antes y a dónde ir después para que nuestro náufrago salga de la isla en donde se encuentre con una sonrisa de oreja a oreja. Eso sí, si nos quedamos «atrapados» por determinados obstáculos o nos herimos al tocar según qué objetos, como los tótems de fuego, no nos quedará más remedio que empezar de cero el nivel donde nos encontremos, perdiendo una de las cinco vidas disponibles por nivel. Dichas vidas —que se restablecerán con cada fase— también las perderemos si queremos reiniciar el nivel que superemos, por lo que es una buena oportunidad —si tenemos vidas suficientes— de conseguir las monedas que nos hayamos dejado por el camino.


Nadie ha dicho que ser un náufrago sea fácil, y en Beardy Islands, tampoco. Así que si queremos completar un nivel, tendremos que pensar muy bien qué hacer —comer o saltar— y de qué manera colocarnos por el escenario para no acabar reiniciando tontamente y perder una valiosa vida de nuestro querido personaje. Todos estos tips los conoceremos a medida que avancemos niveles a través de carteles puestos en la isla o antes de comenzar el nivel, fases que también irán cambiando no solo en la disposición y en la forma de conseguir los objetos, sino también el tiempo atmosférico de la fase que, de momento, encontramos fases de día y otras de noche, siendo obviamente las de noche las más complicadas para obtener los ítems de dicho nivel. En esta demo hemos podido jugar diez islas, pero los desarrolladores prometen darnos mucho más entretenimiento con 40 fases en total, rankings, logros y nuevas islas con tormenta.



En cuanto al apartado gráfico y sonoro, Beardy Islands nos transportará a finales de los 80 y principios de los 90, recordando a más de uno a los juegos de la NES de dicha época, con una animación tradicional muy cuidada, simple y atractiva, así como su banda sonora, compuesta por dos temas alegres y pegadizos compuestos por Kevin M. Rodrigo, recordando asimismo a la música de la década de los 30 que acompañaba también animaciones con bastantes similitudes como es el caso del conocido Popeye. Dos aspectos que, si bien no son tarea fácil de realizar, han quedado que ni pintados de sobra solo en esta breve demo y que sin duda enamorarán mucho más en la versión completa del juego.


En definitiva, esta breve presentación de Beardy Islands nos ha encantado en todos sus aspectos y, como ya comentamos al principio, nos ha dejado con muchas ganas de más. Aunque no dudaremos en repetir los niveles hasta completarlos perfectamente, al menos solo nos queda esperar un poquito para devorarlo por completo y descubrir así todas esas novedades que 8bitamin Games nos tienen guardadas para disfrutar así una magnífica experiencia con su proyecto. Por otro lado, si queréis aprender a desarrollar videojuegos y diseño gráfico, el estudio dispone de un centro informático donde lo enseña: www.centroartebit.com, por lo que, de una manera u otra, el estudio tiene mucho que ofrecer, y nosotros muchos deseos por conocer