viernes, 3 de junio de 2016

Análisis: Smash Cat Heroes


Tom Create, encargado de traernos varios títulos a la eShop Nintendo 3DS tales como Escape from Zombie City o el divertido Ninja Battle Heroes, nos trae un nuevo descargable el cual ya salió a la luz hace bastante tiempo en la eShop americana. Se trata de Smash Cat Heroes, un título que, salvando las distancias, es una mezcla entre Dynasty Warriors con gatitos. Veamos qué tal se comportan estos lindos felinos.


¡Al miautaque!

Nada más comenzar tendremos a nuestra disposición a tres personajes gatunos para elegir: Yoshitsune Mewmew, el jovencito del grupo que empuñará una katana; Yoritomo Mewmew, el mejor en el manejo de la espada; y Kiyomori Kitte, el jefazo del clan gatuno el cual se defiende en batalla lanzando una serie de proyectiles y girando sobre sí mismo produciendo el efecto de un auténtico ventilador que arrasa con aquello que tiene a su alcance.


Como podéis observar, cada uno de los guerreros poseerá una herramienta distinta con la que atacar en combate. Y no solo ahí quedarán las diferencias entre elegir a un felino u otro, sino que cada uno de ellos ostentará una serie de estadísticas base tales como mayor ataque o mayor puntos de vida, haciendo que el disfrute se aleje de ser monótono. Ya os adelantamos que el elenco no queda ahí, y es que progresando en nuestro periplo por el gatuno Japón feudal desbloquearemos hasta tres nuevos personajes, cada uno de ellos con un estilo de lucha que los hará únicos.

El título se presenta dividido en zonas las cuales poseen cada una de ellas varias etapas que debemos superar para así seguir avanzando. De tal forma, ya metiéndonos en combate, el escenario de batalla se presentará en ambas pantallas de la consola, de tal manera que la pantalla superior e inferior conformará un único espacio por el cual podremos desplazar a nuestro personaje —haciendo uso tanto de la cruceta de dirección como del circle pad pro— mientras luchamos por mantenernos con vida y sobreviviendo a las constantes arremetidas enemigas. Para ello no nos vale con estar quietos, así que tendremos que atacar, para lo cual nos valdremos del botón Y con el que realizaremos lo que denominamos el ataque básico de nuestro personaje: si bien, si lo mantenemos pulsado, podremos cargar dicho ataque básico haciéndolo algo más poderoso —al estilo Link cuando carga su espada de energía manteniendo pulsado el correspondiente botón— llegando a golpear a multitud de enemigos a la vez haciendo que estos, a su vez, reboten por todo el terreno de batalla al más puro estilo pinball haciendo que otros tantos enemigos queden aturdidos cuando chocan contra ellos.


Mientras nos posicionamos en alguna zona donde aguardar la llegada de los contrincantes, recomendamos ir cargando la barra de ataque especial —más correctamente llamada barra de energía espiritualmanteniendo pulsados simultáneamente los gatillos L y R, ya que también nos iremos haciendo con ella a medida que vayamos derrotando a enemigos pero en una cantidad inferior. 

Si necesitamos escabullirnos rápidamente de varios gatitos malos, podremos esprintar presionando la B, si bien gastará un poco de nuestra barra de energía espiritual. Con el botón X realizaremos un ataque especial aumentando nuestra velocidad de movimiento y fuerza en nuestros ataques, derribando de apenas un golpe a los enemigos. Y, finalmente, con el A daremos paso a un ataque muy poderoso con el que haremos realmente mucha pupa a cambio de consumir nuestra energía espiritual acumulada.


En cada una de las etapas, además de ser el gatito más fuerte de todos y derrotar al enemigo de final de fase de turno, podremos ir completando una serie de misiones secundarias, que se resumen en lograr terminar la zona en menos de un determinado tiempo o en realizar un determinado número de bajas.


Desearemos conocer el ataque ‘Día de Pago’

A pesar de la variedad en cuanto a los ataques y los combos que podemos llegar a realizar, al cabo del tiempo se acaba sintiendo realmente repetitivo y cansado. No en vano, estamos ante un hack and slash. Sin embargo, el título proporcionará buenas dosis de diversión y luchas frenéticas en una vista cenital desde la cual vislumbraremos cualquier moneda que podamos recoger para luego emplearla en mejorar las estadísticas de cada uno de los gatos samurái así como las latitas de comida de gato que nos proporcionarán un aumento de nuestra salud y que en más de una ocasión será nuestra salvación. 

Es más, consideramos imprescindible mejorar los parámetros de nuestros felinos ya que si no llegará un momento donde nos encontremos entre la espada y la pared ante los jefes finales, los cuales no nos pondrán las cosas fáciles y donde el margen de error será mínimo. Y ¿qué provoca esto? Tener que volver a rejugar determinadas fases una y otra vez para poder llevarnos pa’la saca el mayor número de monedas posibles.


Si bien, cada uno de los personajes mantendrá su saco de monedas separado del resto. Es decir, y poniendo un ejemplo, si decidimos farmear monedas con Yoshitsune, su montante será independiente al que tengamos con Kiyomori y así. Y si caemos derrotados en medio de una fase no nos iremos con las patitas vacías y nos llevaremos las monedas que hayamos conseguido hasta el momento de nuestra caída en batalla. Podremos acceder a la tienda justo antes de adentrarnos en una determinada fase con el botón X para adquirir una serie de objetos que mejorarán una serie de parámetros allí indicados.


Apartado gráfico, efecto 3D y banda sonora.

Obviamente no estamos ante un portento gráfico ni pretende serlo, pero si es cierto que el arte que destila el descargable de Tom Create rezuma bastante mimo. Combina perfectamente los elementos del Japón feudal con estas criaturas dominadoras de internet. Si bien, es cierto que en cuanto a diseño de los gatitos malotes es bastante escaso, provocando una continua sensación de espera, a ti ya te he visto antes llevada al extremo. 

El efecto 3D, como suele venir siendo habitual en los títulos de este estudio, brilla por su ausencia. En esta ocasión, al igual que con Escape from Zombie City, seguramente se deba a que la acción se desarrolla en las dos pantallas. Si gráficamente se salva, en el apartado sonoro no es así, ya que tan solo cuenta con un tema de inspiración oriental el cual sonará en bucle durante todas nuestras miautallas resultando a la larga bastante cansino. Por contra, lo salva los efectos sonoros que acompañarán a todos nuestros ataques así como sus dulces maullidos.


Lo mejor:
  • Buena relación calidad/precio/duración.
  • Mantiene los pilares fundamentales del género hack and slash.
  • Con varias misiones secundarias por fase.
  • Gatitos, montones de gatitos.

Lo peor:
  • Se hace muy repetitivo a la larga.
  • Echamos en falta más tipos de ataques.

Smash Cat Heroes se presenta como un hack and slash light ideal para aquellos que quieran adentrarse en el género y, sobre todo, para los jugadores más pequeños. Por si fuera poco, su relación calidad/precio/duración es más que aceptableMantiene los pilares fundamentales del género disponiendo de un repertorio más que decente de tipos de ataques así como de apuestos guerreros de garras tomar a elegir entre un elenco decente, sin olvidarnos de un sistema de combos y oleadas de enemigos dispuestos a tumbarnos en un santiamén. Ah, y gatitos: muchos gatitos.

Nota: 6/10.

Análisis realizado por Fran del Rosal. Copia facilitada por Tom Create.

FICHA TÉCNICA
Nombre: Smash Cat Heroes
Género: Acción, Arcade, Lucha
Desarrollador: Tom Create
Distribuidor: Nintendo
Jugadores: 1
Precio: 2.49€
Formato: Descarga digital eShop (Nintendo 3DS)
Lanzamiento: 26/05/2016