jueves, 15 de marzo de 2018

Entrevista a Yasuhiro Irie, director de 'Fullmetal Alchemist: Brotherhood', entre otros trabajos


Este pasado fin de semana, 10 y 11 de marzo, tuvo lugar en la Feria de Muestras de Armilla (FERMASA) la última edición hasta la fecha de FicZone, el evento por excelencia de cómic, animación y juegos de Granada, y Granada Gaming Festival, la feria más conocida de la ciudad que reúne a aficionados y profesionales del sector de los videojuegos. 

En esta convención, Capítulo Xtra tuvo el placer de entrevistar a Yasuhiro Irie, director de animación y director japonés conocido por dirigir Fullmetal Alchemist: Brotherhood y otros tantos trabajos, como Mobile Fighter G GundamThe Vision of Escaflowne o CODE:BREAKER. Además, es representante del consejo de la Japanese Animation Creators Association (JANICA). Actualmente trabaja en su proyecto personal Halloween Pajama, del cual le hemos preguntado al respecto, entre otras inquietudes. 


Capítulo Xtra: Buenos días, señor Irie. En primer lugar, le agradecemos su visita por Granada y, sobre todo, que nos haya concedido esta entrevista; es un gran honor para nosotros descubrir de primera mano aspectos de una personalidad tan importante como la de usted.

Yasuhiro Irie: Igualmente. 

C.X.: Todo el mundo le conoce por dirigir Fullmetal Alchemist: Brotherhood y trabajar en otros importantes proyectos en la industria como CODE:BREAKER, pero no hay que olvidar otros trabajos, como es el caso de Halloween Pajama, su proyecto personal que, desgraciadamente, no ha conseguido recaudar lo suficiente en su campaña de crowdfunding para su producción. Recientemente anunciaba a los medios que, en tal caso, seguiría publicando capítulos del manga, pero, al parecer, en este mes lanzará una nueva campaña para conseguir la financiación para realizar una secuencia de 90 segundos sobre la obra. ¿Cree que tendrá éxito esta vez? ¿Tiene otras alternativas para intentar conseguir financiación si fracasa este nuevo intento? 

Y.I.: Como comentáis, el año pasado tenía en mente realizar la producción de un anime de veinte minutos sobre Halloween Pajama, pero no fue posible recaudar todo el dinero necesario, así que la campaña de crowdfunding no tuvo éxito; era todo o nada. Tiempo después pensé en realizar una nueva campaña, pero esta vez para la producción de una secuencia de 90 segundos, lo que pasa es que no esperaba estar tan ocupado con otros trabajos al empezar el año, así que de momento esta idea está en pausa. Pero sí, creo que si se pone en marcha, este nuevo intento podría llevarse a cabo. 

C.X.: Comenta en esta última campaña que uno de los errores del fracaso de la primera es que el proyecto no fue lo suficientemente difundido, por lo que espera que con este nuevo intento su proyecto llegue a más aficionados. Es cierto que el manga se puede conseguir fácilmente por Internet, donde cualquier persona lo puede leer, pero no existe en formato físico. ¿Se plantea esta opción como posible baza para que sea más conocido?

Y. I.: Ahora mismo el lanzar Halloween Pajama en formato físico no es una opción a corto plazo ya que creo que aún no tiene el nivel suficiente para que se edite en ese formato. Sin embargo, no lo descarto en un futuro, más sabiendo el interés que ha habido por editores franceses de editarlo en tankoubon.

Halloween Pajama

C.X.: En una entrevista desvelaba que volverá a trabajar en un anime original para televisión en 2020, siga adelante o no como esperaba Halloween Pajama. Durante el pasado verano se estrenaba en la televisión japonesa un programa que hablaba de los problemas financieros y laborales de la industria del anime, y en el que usted aparecía. Al parecer, los beneficios y las condiciones laborales son ridículos, y no son pocos los animadores que han mostrado su descontento por este tema. ¿Qué debería cambiar? ¿Existe algún futuro para la industria siguiendo por este camino? 

Y.I.: Es una realidad que los trabajadores de la industria de la animación obtienen unos sueldos muy bajos en comparación a los de Hollywood y los que perciben aquellos que forman parte de la industria de la animación en Europa, por ejemplo. Los sueldos de los animadores y el resto del personal que trabaja produciendo anime para la televisión japonesa son irrisorios para todo el trabajo que realizan, así que si estos no se ponen serios frente a este problema, pidiendo mejores condiciones y mejor sueldo a sus superiores, esta situación no cambiará. 

Mientras tanto, la aparición en los últimos años y ahora con más frecuencia de plataformas de visionado como Netflix y otras opciones similares han abierto una nueva puerta a la distribución de anime no solo en Japón, sino a nivel mundial, produciendo más beneficios y crecimiento en la industria que las ganancias que actualmente se perciben por la venta en formato físico (DVD, BD...).

C.X.: Vemos con más frecuencia obras animadas que hacen totalmente uso del CGI y otras técnicas y programas donde el 3D es el protagonista. ¿Será esta la animación japonesa que veremos en las próximas décadas? 

Y.I.: No lo creo. Está claro que el 2D y el 3D son dos tipos de animación diferentes; uno es más apropiado para un estilo de escenas que el otro, como por ejemplo cuando aparecen robots o mecanismos similares en la obra en cuestión. Tanto el 2D como el 3D tienen su importancia en la industria de animación actual, y esto lo podemos ver en series como DARLING in the FRANXX, donde la animación es incluso más dinámica sin hacer uso del 3D. Por ello, pienso que seguirá existiendo obras con el estilo de animación habitual como títulos que hagan uso por completo del 3D, así como una mezcla entre ambos tipos.

Your name. (Kimi no Na wa., 2016), de Makoto Shinkai

C.X.: La semana pasada se celebraron los Premios Óscar y, un año más, ninguna película animada japonesa se llevó ningún galardón. Tampoco se lo llevó Your name. el año pasado, aun consiguiendo ser la película animada más taquillera de la historia, superando a El viaje de Chihiro, el único filme nipón que ha conseguido este importante premio hasta el momento. ¿Qué piensa sobre esta distinción y el constante rechazo por parte de los críticos de la Academia? 

Y.I.: Ante esto, los japoneses piensan que para que una película de animación japonesa gane un Óscar es necesario tener una trayectoria fílmica en donde se pueda ver el estilo y las ideas del director y del estudio de animación, como es el caso de Studio Ghibli y Hayao Miyazaki, quien consiguió tras quince años de películas el primer y único galardón para un filme de animación japonés con El viaje de Chihiro. En cambio, a Makoto Shinkai aún le falta tiempo y trabajos como Your name. para que le puedan otorgar este premio. Es más el recorrido llevado a cabo que el reciente éxito conseguido, según cree la sociedad japonesa.

C.X.: ¡Muchas gracias! Ha sido un placer hablar con usted. Le deseamos toda la suerte del mundo. Esperamos verle por España en más ocasiones; le recibiremos con los brazos abiertos. 

Y.I.: Mi intención es disfrutar al máximo de este evento y de los siguientes que acuda en España, en donde también espero veros.

Entrevista realizada por Fran del Rosal y Estefanía Jiménez.