viernes, 25 de agosto de 2017

Reseña: To Your Eternity #1


Ha pasado más de un año cuando allá por febrero de 2016 la historia de A Silent Voice terminaba de publicarse en nuestro país de la mano de Milky Way Ediciones, dejando una excepcional obra sobre el bullying y la redención llevando a sus espaldas los más que merecidos premios japoneses con los que fue galardonada. Siguiendo con la estela de Yoshitoki Oima, a principios de este año llegó el anuncio de la editorial asturiana donde revelaba que repetía con la autora tras hacerse con los derechos de su reciente y actual obra, To Your Eternity (Fumetsu no Anata e). La nueva obra estaba cosechando buenas críticas entre los seguidores de la misma y desde el pasado mes de mayo por fin podemos disfrutarla en España.

To Your Eternity es un shounen que empezó sus andaduras en la revista Shuukan Shounen Magazine de la editorial Kodansha en noviembre de 2016, siguiendo aún en curso con el reducido número de tres volúmenes, con vísperas de un cuarto tomo para el próximo mes de septiembre. Yoshitoki Oima vuelve a escribir y dibujar esta obra totalmente diferente a lo que nos tiene acostumbrados, y es que la historia trata sobre una “esfera” que alguien lanza a nuestro mundo, con la capacidad de recopilar información, adoptar la forma de cualquier cosa, sea viviente o no, y a esto se le suma el poder de la inmortalidad. “Luz, olor, sonido, calor, dolor, alegría, tristeza... Deambulando por este mundo repleto de estímulos, esa esfera inició su viaje eterno. Esta es la historia de cómo fue adquiriendo individualidad”.

La historia comienza con esta esfera adoptando la forma de lo primero que toca cuando llega a nuestro planeta, una piedra, quedándose inmóvil sin ningún sentido aparente, a la que con el tiempo veraniego, le prosigue la forma de un musgo. Tras la aparición de un lobo malherido que yace a su lado, se transforma en dicho ser y como resultado, la criatura consigue movilidad así como otros sentidos como el dolor, el olfato y tantos como caracterizan a los seres vivos. Sus andaduras hacen que llegue al lugar donde el primer lobo partió, la casa de un joven que estaba esperando a su compañero animal llamado Joan. La criatura/Joan se queda con su amigo humano donde descubrirá nuevas experiencias como el agradable calor acogedor del fuego o directamente el sabor de la comida que le prepara el chico, una vez que éste le enseña cómo comer. Sin ningún habitante a los alrededores, se descubre que el poblado del joven partió hace cinco años con la intención de descubrir un lugar mejor y hasta entonces, mantiene la esperanza de que algún día regresen. Finalmente, decide partir acompañado de Joan en la búsqueda de su poblado en un largo camino a través del espesor de la nieve.

© Milky Way Ediciones
Sin entrar en el desenlace de esta primera parte del tomo, el diálogo está protagonizado la mayoría de las veces por el chico, además de las puntuales voces en off de la criatura para mostrar cómo se siente y lo que está pensando en contadas ocasiones. Debido a que Joan no habla, el joven mantiene un “monólogo” usando la expresión facial del lobo como respuesta. Pese a que los silencios abundan, se aprecia lo que quiere decir Joan casi en cada viñeta, algo que no nos impide empatizar con la situación. La autora hace uso muchas veces de estos silencios donde la simple expresión dicen más que las palabras, algo que también se podía percibir en A Silent Voice. El desarrollo de esta primera parte a veces puede resultar un poco lento y bastante predecible hacia el final a partir de un determinado momento. Sin embargo, esto no hace desmerecer este fragmento, ya que pese a ello resulta emotivo y es necesario que pase lo que pasa para avanzar en la trama, a la que le sigue la segunda parte de este tomo.

De mitad hacia el final, la historia viaja hacia una aldea donde seremos partícipes de la cultura de la misma, centrándose la trama en una niña llamada March. Al poco, descubriremos que esta villa ha sido seleccionada para agraciar a Oniguma, dios benefactor que procura paz y prosperidad a sus tierras, en una ofrenda, donde en dicha se le obsequiará como sacrificio a uno de los niños inmaculados dentro de la tribu. Entre ellos, estará March, que resultará elegida. Tras los desencuentros, Parona, quien tiene en una alta estima a la pequeña, intentará huir con ella para escapar de su cruel destino y será entonces cuando los caminos entre March y el ser que protagoniza esta obra se encuentren. March lo llamará Inmo (de inmortal) puesto que verá esta habilidad en todo su esplendor. A partir de este punto sucederán más acontecimientos protagonizados entre estos dos personajes, que a su vez siguen en el segundo volumen de la obra.

© Milky Way Ediciones
Sin lugar a dudas, estos últimos capítulos son más llevaderos y entretenidos, aportando a la trama más personajes que los solitarios de la anterior primera parte. El personaje de March da frescura y el toque simpático de niña pequeña y juguetona a la historia, y a la vez es donde veremos los primeros obstáculos para la entidad protagonista. Por otro lado, el interés de la historia se mantiene a pesar de su desarrollo lento. Debido a lo que se espera aparentemente en la criatura –adquirir una individualidad-, es un progreso delicado a la hora de tratar y ha de trabajarse poco a poco, algo que por mi parte me crea cierta inseguridad de saber si podrá desenvolverse bien a futuro la autora. Si hay una sensación con la que te quedas al leer este volumen es la incertidumbre de no saber hacia dónde va a ir Yoshitoki Oima con la trama y cómo la desarrollará, algo que, quizás, en otras obras no lo tengas muy en cuenta pero no es el caso en ésta que nos acontece.

Sobre el elenco de personajes, de Joan/Inmo es difícil dar un perfil dado que al principio es un ser que no se sabe si tiene conciencia de sí mismo hasta que gracias a la interacción con otras personas se puede figurar ese concepto. Sin ir más lejos, es un cuerpo que se deja llevar y no cuenta con ninguna iniciativa personal, simplemente cuando llega la ocasión empieza a caminar sin rumbo fijo. Con respecto al chico y March, son los siguientes a destacar dado que son los que se profundizan más en su personalidad y en su vida, además de que, si hay algo que tienen en común, es que tienen sueños que aspiran cumplir. En cuanto al resto, se presentan personajes planos y estereotipados que no llegan a captar la atención del lector, pero que engloban a otros personajes más importantes para enriquecer sus acciones y los acontecimientos.

© Milky Way Ediciones
El arte de Oima mantiene el nivel respecto a su anterior obra, y hasta mejora el trazo de los personajes además de atreverse con representaciones animales y formas más complejas que requieren mayor detalle. En cuanto al dibujo de los personajes adultos y juveniles, le aporta unos detalles faciales más maduros, mientras que a los niños hace sus contornos mucho más redondeados a nivel corporal para causar la apariencia infantil. En el giro de las batallas se deja ver claramente cómo ocurren las luchas, siendo nítidas sin causar apenas confusión en la acción. Hay que mencionar que la autora no se esconde a la hora de mostrar situaciones con vísceras explícitas, algo que logra perfectamente y cuando llega el momento es un suceso que no te esperas. A lo que viene siendo los fondos, en la primera parte no abundan demasiado debido al lugar nevado que acompañan a nuestros personajes, pero llegados a un punto en la segunda parte donde los acontecimientos suceden en un bosque, se logra apreciar la cantidad de detalles que Oima es capaz de aportar a la obra si se lo propone.

En conclusión, es una historia prometedora con grandes expectativas en el desarrollo de la misma pero con cautela sabiendo que la autora tiene que desarrollar bien los acontecimientos para llegar a un buen fin. Con una idea diferente y original, To Your Eternity cautiva y el lector se deja cautivar, prometiéndonos otra gran obra de Yoshitoki Oima que seguro no dejará indiferente a nadie.


La edición de Milky Way Ediciones es en tamaño C6 (11,5 x 17 cm) en formato rústica con sobrecubierta con un total de 192 páginas en blanco y negro con páginas a color, algo a destacar ya que es la única en el mundo que las contiene. La traducción de la obra viene a cargo de Jesús Espí de DARUMA Serveis Lingüístics, SL y el primer y segundo volumen pueden encontrarse ya en nuestro mercado a un precio cada uno de 8€. Como siempre, las ventas online venían con regalo, en este caso una postal y un marcapáginas limitado a existencias. El primer volumen también lleva un cintillo haciendo referencia a que To Your Eternity es de la misma autora que A Silent Voice, obra también publicada íntegramente por la editorial asturiana. Por último, si queréis echar un vistazo a la obra, la editorial tiene disponible un avance del primer capítulo del manga en este enlace.





FICHA TÉCNICA
Nombre: To Your Eternity (不滅のあなたへ)
Género: Aventura, Drama, Fantasía
Demografía: Shounen
Autor(es): Yoshitoki Oima
Publicado en Japón en: Shuukan Shounen Magazine (Kodansha)
Publicación: 2016-actualidad
Volúmenes: 3 (abierta)
Publicado en España (en): Milky Way Ediciones (8 €)




Reseña realizada por Tania Plana López