martes, 24 de enero de 2017

Análisis: Dex Enhanced Edition


Dex vio la luz por primera vez en PC, su plataforma original, en mayo de 2015 tras una exitosa campaña Kickstarter. Ahora Dreadlocks y BadLand Games nos traen Dex Enhanced Edition a PlayStation Vita, una versión mejorada de la original que justifica su nuevo nombre en base a una serie de características nuevas como, por ejemplo, la posibilidad de guardar la partida manualmente casi en cualquier punto en el que nos encontremos, mejoras en la inteligencia artificial de los enemigos, logros, localización a más idiomas así como una corrección de bugs que el título original presentaba. ¡Veamos qué tal le va a Dex a su paso por la portátil de Sony!

Nuestro periplo por Harbor Prime

Nosotros tomamos el control de Dex, una chica peliazul que lleva una vida normal en la futurista, pero ochentera, urbe de Harbor Prime. Si bien, nada más comenzar el juego veremos un inicio de todo menos calmado, en el que, sin saber cómo ni por qué estamos siendo perseguidos por uno agentes que forman parte de una corporación que nos quiere atrapar a toda costa. Durante estas primeras pantallas el juego nos irá introduciendo de una manera natural a los controles y mecánicas sencillas con las que nos iremos moviendo por las diferentes plataformas como pez en el agua. Si bien, no estaremos solos y es que contaremos con la estimable ayuda de Raycast, uno de los hackers más conocidos de la sociedad y responsable de los ataques cibernéticos más impactantes de toda la historia.

En Dex nos encontramos ante un RPG en dos dimensiones laterales que destaca por la combinación de una serie de mecánicas que rara vez se dan cita en un videojuego y que os iremos desarrollando a lo largo de todo el presente análisis. Harbor Prime será la megalópolis por la que nos moveremos entre distintas áreas metropolitanas, todas ellas con un marcado estilo cyberpunk. Seremos testigos de una ciudad realmente llena de vida y en el que los personajes tienen una serie de rutinas de trabajo, por lo que en ningún momento da la sensación de estar ante una ciudad muerta y con NPCs aburridos. Por contraparte, Dex nos mostrará una sociedad realmente vil y de ello hará buena cuenta su guión relatándonos una serie de temas sin tapujos tales como la corrupción, la drogadicción e incluso la prostitución. 

Nuestra misión principal se verá rápidamente rodeada de muchas y variadas misiones secundarias que, a diferencia de lo que podríamos pensar en un primer momento, son misiones secundarias que por sí solas llevarán, en más de una ocasión, un peso narrativo muy importante y que nos ayudará a comprender mejor el contexto social que reside en esta megalópolis. Como es de esperar, si las completamos recibiremos experiencia, dinero y una serie de útiles objetos que nos ayudarán aún más en la consecución de la misión madre. En todo momento podremos consultar las misiones principales en curso, las misiones secundarias así como las misiones completadas desde el menú del juego. 

Aquí tú decides

Algo que nos ha gustado mucho de Dex es la capacidad de elección que deja en manos del jugador al ofrecer varias respuestas a un determinado acontecimiento, repercutiendo así en su resolución final. Es por ello que decíamos que rara vez se dan cita algunas mecánicas que la obra de Dreadlocks ha puesto aquí sobre la mesa. Dicha libertad queda algo más controlada en cuanto a la disposición del mapa del juego, de manera que el diseño de niveles y la estratégica colocación de determinados personajes juegan un papel muy inteligente para orientarnos por dónde debemos ir y por dónde aún no debemos estar.

Si bien no todo nos ha gustado en Dex. Nada más comenzar nos topamos con el primer fallo el cual concierne a los subtítulos de la primera secuencia quedándose en la primera frase y no avanzando. Además, los tiempos de carga presentan una duración excesiva, ya sea cambiando simplemente de zona o de ciudad, sin olvidarnos de un error que nos saltó de repente mientas jugábamos que provocó el cierre forzado del juego, si bien, no ha vuelto a ocurrir así que lo dejaremos como una mera anécdota sin otorgarle excesiva importancia.


Otro de los graves problemas que hemos detectado durante las horas que hemos acompañado a la peliazul por Harbor Prime se trata de puntuales caídas en picado de frames que, en más de una ocasión, ha jorobado la experiencia de juego al suceder en medio de alguna batalla por ejemplo; además de los movimientos algo toscos y forzados de los personajes, ya sea en la lucha cuerpo a cuerpo o valiéndonos de un pequeño elenco de armas de fuego. Menos mal que la chica posee un buen metabolismo, porque no han sido pocos los refrescos y kebabs a los que hemos tenido que recurrir para recuperar vida constantemente debido a unas peleas en las que hasta el más torpe de los enemigos te puede destruir en un santiamén si no tienes cuidado. Si bien, esto ocurre tan solo en la primera mitad del juego ya que, a medida que vamos mejorando a nuestro personaje con una serie de implantes, la curva de dificultad da la vuelta completamente haciendo que el discurrir del tramo medio-final sea más fácil que el principio. Esto es, estamos ante una curva de dificultad mal planteada.

Pero los implantes no serán la única vía que habrá para mejorar a nuestra peliazul favorita. Ya que Dex contará con un árbol de habilidades con el que podremos ir mejorando en varias ramas como resistencia, pelea, a distancia —para las armas de fuego—, pirateo, cerraduras, carisma, realidad aumentada y regatear, para lo que necesitaremos emplear un número determinados de puntos de habilidad que obtendremos, por ejemplo, al subir de nivel. Esto será importante de cara a descubrir nuevos secretos en zonas por las que ya habíamos pasado, —como puertas con llave que, para abrirlas, nos requerirán tener un determinado nivel en la rama cerraduras— por lo que hace notar la clara naturaleza metroidvania de Dex. Un aspecto positivo de tener que volver a localizaciones por las que ya habíamos pasado es la opción de realizar un viaje rápido a esas zonas ya visitadas, agilizando así la tarea.

Hacker de profesión

Otra de las mecánicas jugables consiste en el hackeo de aparatos electrónicos que haya a nuestro alrededor con la finalidad de obtener valiosa información o evitar algún que otro encontronazo en inferioridad numérica. Es en esta parte en la que abandonamos a la figura de Dex para adentrarnos en un mundo de realidad aumentada donde pasamos a controlar una especie de nave circular con la que nos desplazaremos al estilo shoot’em up destruyendo enemigos en forma de virus para lo cual nos valdremos del ataque sencillo —gatillo R— o ataque especial —gatillo L— que necesitará ser recargado. En este mundo nuestro valor de salud se verá sustituido por el de concentración, de manera que si llegamos a cero seremos expulsados de este mundo y sufriremos daños cerebrales, es decir, perderemos puntos de salud en el mundo real de Dex.


Fuera de este mundo, el sistema de combate que nos espera se acerca al beat’em up clásico pero mezclado —no agitado— con la posibilidad de recurrir a un pequeño elenco de armas de fuego. En los primeros compases de la partida, recomendamos encarecidamente familiarizaros con los controles del personaje para esquivar y rodar por el suelo, con el objetivo de no ser golpeados en exceso y buscando la manera de provocar el mayor daño posible al enemigo en cuestión. 

Además, el sigilo será fundamental en determinados puntos de la aventura dándonos determinados escenarios la posibilidad de escondernos en algunos elementos distribuidos por el mismo y atacar a nuestros enemigos —o al menos a la mayoría de ellos— por la espalda estrangulándolos. 

Apartado gráfico, banda sonora y duración

Gráficamente hablando estamos ante un título con entornos en 2D con un estilo artístico en cuanto sus personajes que nos recuerda a la era de los 16 bits; no ocurre así con los numerosos entornos que visitaremos, los cuales presentan un nivel de detalle superior y con unos detalles de pureza que dejan claro el mimo puesto por parte de Dreadlocks en su obra, las cosas como son.

La banda sonora de Dex acompaña perfectamente a la acción pero sin destacar o llegar a ser memorable. Si bien, nos ayudará a mantenernos muy bien dentro de este mundo cyberpunk que rodea Harbor Prime. La duración oscilará en torno a las 15 horas siempre que realicemos, a medida que avanzamos en la misión principal, alguna secundaria que, como decimos, merecerá mucho la pena no solo por su gran componente narrativo sino por servirnos de ventajas que se traducen en puntos de experiencia o dinero con las que avanzaremos mucho mejor. Hay que decir que posee cierto componente de rejugabilidad ya que podemos iniciar una nueva partida y seleccionar distintas respuestas a una misma pregunta para así ver de qué manera inciden nuestras decisiones.



No podemos finalizar nuestro análisis sin hacer mención especial a que el título se encuentra perfectamente traducido al español salvando algunos errores puntuales pero nada que estropee la experiencia de juego. Además, Dex cuenta con un doblaje en inglés en todos los diálogos que mantengamos con cualquier personaje, lo cual otorga un extra de calidad al conjunto final que hay que remarcar teniendo en cuenta que el título viene de una compañía independiente y con un presupuesto más bien justo.

Lo mejor:

  • Exquisito componente narrativo que se traslada incluso a las misiones secundarias.
  • Un guión que trata de determinados temas con naturalidad y sin tapujos.
  • Fantástica ambientación cyberpunk.
  • Buen doblaje y traducción al español.
  • Con cierto componente de rejugabilidad.
Lo peor:
  • Error con los subtítulos de primera secuencia, los cuales no avanzan más allá de la primera frase.
  • Movimientos toscos y forzados de los personajes que afectan a la pelea cuerpo a cuerpo.
  • Excesivos tiempos de carga.
  • Caídas de frames que en ocasiones arruinan la experiencia de juego.
  • Los textos lucen pequeños en la pantalla de PS Vita.

Dex Enhanced Edition llega a PlayStation Vita con claros y oscuros. Mientras que por un lado nos ofrecerá una combinación de géneros muy interesante de cara al jugador de rol occidental donde veremos una interesante mezcolanza de metroidvania aderezado con un gran componente narrativo donde las decisiones del jugador cuentan y repercuten de una forma u otra en el transcurso de la historia, no podemos dejar de lado los problemas localizados en los movimientos toscos y forzados de los personajes así como varias caídas de frames y enormes tiempos de carga que, en más de una ocasión, desesperan. El fuerte de Dex, sin duda, se centra en su historia y, para nuestra sorpresa, las misiones secundarias que componen el título aportan al mundo de Harbor Prime mucho más de lo que pudiera parecer en un principio incitando su realización. Esto sumado a una atmósfera cyberpunk con una sociedad que se siente realmente viva hacen de la, hasta ahora, única versión portátil de Dex un juego a tener en cuenta salvando los errores comentados previamente.

Nota: 7/10.


Análisis realizado por Fran del Rosal (Versión PS Vita). Copia facilitada por BadLand Games.
FICHA TÉCNICA
Nombre: Dex Enhanced Edition
Género: Acción, Aventura, Rol
Desarrollador: Dreadlocks 
Distribuidor: BadLand Games
Jugadores: 1
Precio: 19.99€
Formato: Descarga digital PS Store (PS Vita)
Lanzamiento: 21/12/2016