sábado, 12 de noviembre de 2016

Análisis: √Letter (Root Letter)


Érase una vez una época en la que las tecnologías e internet no estaban tan avanzados como hoy día y era bastante común comunicarse con nuestros amigos y allegados por medio de correspondencia. Eran otras épocas. Esas en la que la paciencia era la madre de todas las ciencias y en las que esa larga espera hasta ver un double check azul en un mensaje no suponía, casi, un problema de estado. En torno a los amigos por correspondencia gira la trama de Root Letter, una interesante propuesta de Kadokawa Games que inaugura así una serie de juegos de misterio con nombre propio, Kadokawa Games Mystery.

Un viaje inesperado

En toda buena historia que se precie hay un protagonista, pero en este caso son varios los que cooperarán para hilvanar una historia que te mantendrá pegado a la pantalla durante casi todo su recorrido. Nosotros somos Takayuki —aunque al inicio podremos seleccionar otro nombre si así lo deseamos—, un chico de 33 años, natural de Tokyo y apodado Max. Todo comienza en nuestra habitación cuando nos topamos con un buen puñado de cartas que descansan sobre una de las baldas de la estantería. Es en ese momento cuando la mente de nuestro protagonista viaja al pasado al recordar que se trata de una amiga que tuvo por correspondencia que responde al nombre de Aya Fumino. Sin embargo, el periplo de Max comienza cuando se percata que hay una carta que no recordaba de su existencia y que resulta un tanto peculiar ya que no se encuentra con el matasellos en ella. Tras abrirla, se topa con un mensaje claro y que le haría temblar a cualquiera: se despedía asegurando que había matado a alguien y tenía que expiar sus pecados.


Con todo ello, nos ponemos raudos y veloces hacia Matsue, una ciudad enclavada en la prefectura de Shimane en busca de respuestas a trascendentes preguntas como a quién asesinó su amiga por correspondencia, cómo es que no trascendió a medios nacionales y, sobre todo, quién es Aya Fumino realmente. Aquí es donde comienza Root Letter, aquí es donde da comienzo la odisea personal de Max.

Diez días, diez cartas

El juego —que, a modo de curiosidad, si bien trata hechos de ficción, se desarrolla en entornos reales y que existen en la citada ciudad nipona de Matsue como el Castillo de Matsue, el museo de arte regional o su rica gastronomía de la que hará gala en más de una ocasión— se divide en diez episodios, comenzando cada uno de ellos con la lectura de una de las cartas que Aya Fumino nos envió en el pasado así como la respuesta que Max le dio en su día. Pero no seremos meros lectores, y es que en la mayoría de las ocasiones tendremos la oportunidad de responder de entre unas respuestas dadas a la postdata de la carta de Aya, respuesta que afectará al final que obtendremos en nuestra partida. Además, podremos proponer una nueva pregunta en la postdata de nuestra carta a la que Aya le dará respuesta. Efectivamente y como ya hemos indicado, el título posee varios finales los cuales varían dependiendo de las respuestas que demos en las cartas.


Tras obtener el primer final de todos y acabar así nuestra primera vuelta al juego, desbloquearemos sucesivamente otros finales los cuales podremos obtener en siguientes partidas para lo cual tendremos disponibles nuevas respuestas a las cartas para alcanzarlos. En total, Root Letter posee hasta cinco finales que no desentonan con respecto a la historia madre de donde nacen todos ellos.

Pero esas cartas esconden algo más. En las cartas que Aya Fumino se enviaba con nuestro protagonista se van presentando a los compañeros de clase de la chica, vitales en medio de todo esto y a los que se refiere por un apodo —Four-Eyes, Shorty, Fatty, Snappy, Bitch, Monkey y Bestie— y acerca de los cuales comenta algunos detalles ya sean de su personalidad, peculiaridades que poseen o historias del pasado. En cuanto a la construcción de los personajes, queda perfectamente reflejado cómo los años no pasan en balde para nadie, tanto física como mentalmente, y de ello nos haremos buena cuenta al ver lo que querían ser y en lo que se han convertido o en cómo un hecho del pasado es el detonante de un profundo trauma en el presente con importantes repercusiones. Con todo ello arrancaremos cada episodio investigando el paradero de los compañeros con el fin último de sonsacarles valiosa información de lo ocurrido 15 años atrás y que nos acerque más a Aya.

Investigation time!

El discurrir de Root Letter adoptará las mecánicas de una aventura gráfica valiéndonos de un conjunto de comandos disponibles y que seguidamente os expondremos con su terminología en inglés. 

Move nos permitirá desplazarnos en el mapa entre diversas localizaciones; Check nos abrirá un cursor con forma de lupa que podremos desplazar con el joystick izquierdo y hacer zoom con el joystick derecho con la función de interactuar con el entorno en el que nos encontremos ya sea para encontrar útiles objetos o saciar nuestro afán curioso; Talk nos brinda la oportunidad de elegir alguna pregunta de las disponibles para realizársela al personaje que tengamos delante; Inventory se trata de una enorme bolsa donde se nos mostrarán determinados objetos que podremos presentar como prueba; Think nos ayudará por medio de sugerencias qué debemos decir o a dónde tendríamos que dirigirnos, sin duda, un gran recurso para esos momentos en los que nos quedemos atascados; Guidebook, una guía que incluye información sobre ciertos lugares de nuestro entorno y que nos ayudará a desbloquear nuevas áreas donde acudir en nuestro viaje por Matsue; y, finalmente, nuestro inseparable Smartphone desde el cual podremos ver todos los objetos de los que nos hayamos hecho acopio en algún momento de nuestra aventura —no confundir con el Inventory—, guardar la partida, cargar otra partida y acceder al menú de opciones del título.

Quedarse atascado en este título, salvo momentos puntuales, es prácticamente imposible. No seremos puestos a prueba ante elaborados puzles ni alocadas pruebas mentales —Zero Escape, te saludo—, sino que estaremos ante una auténtica experiencia narrativa dinámica, donde formaremos parte de ella interactuando con el entorno, hablando con personajes previamente seleccionando qué preguntarles de una lista de preguntas dada, presentando objetos como prueba... Y aquí radica uno de los fuertes jugables del título: el modo investigación. Se trata de un momento que se sitúa cerca del final de cada uno de los episodios donde finalmente, y tras acorralar a uno de los compañeros de Aya en el presente, tendremos que ir interrogándoles y presentándoles pruebas, al más puro estilo Ace Attorney, que apoyen nuestro convencimiento de que dicho sujeto se trata de alguno de ellos hasta que decida confesar su apodo del instituto tras desmontar su careta.


Eso sí, como ocurre en la famosa saga de abogados, tendremos un límite de seis intentos para equivocarnos —preguntándoles o presentándoles pruebas— antes de que el compañero se vaya y tengamos que repetir toda esta fase de interrogatorio. Tenemos que decir que aquí será de especial ayuda el comando Think. En medio de toda esta vorágine hará acto de presencia el Max Mode, un modo especial con el que podremos transmitir nuestras sensaciones a la otra persona y que irán de más cordiales a más agresivas. Si bien, denotamos que se trata de un modo que rompe a menudo el ritmo de ciertas investigaciones. Además, no será más que un mero trámite que debemos superar con un poco de ensayo y error en muchas ocasiones debido a que no restan intentos de los que tenemos en nuestro haber en cada investigación. 

A pesar de ofrecer un esquema de mecánica de juego sencillo en cada uno de los episodios que se resume en recabar pistas sobre el sujeto que encarte e ir a por él para que confiese que, en efecto, es alguno de los compañeros de Aya, no se siente repetitivo ni es complicado —ni creo que lo pretenda— gracias a un gran hilo argumental, a pesar de algún que otro pequeño bajón puntual, que te mantiene con ganas de querer saber más y más. Por si esto fuera poco, determinados toques del folklore de la región, historias de fantasmas e incluso alienígenas aderezarán muy correctamente el transcurso de Root Letter.


Como extra, al finalizar nuestra primera partida, desbloquearemos la Galería donde tendremos a nuestra disposición cuatro elementos que tendremos que desbloquear tras cumplir una serie de requisitos para así acceder a su contenido.

A modo de puntualización, nos gustaría indicar que desde la salida oficial del título hasta el pasado 8 de noviembre el juego tenía en su haber un problema que afectaba a la ausencia de las imágenes de los personajes en su recuadro correspondiente así como a determinados textos que sobresalían en su caja correspondiente. Esto tuvo una solución temporal que consistía en poner la consola en inglés y mágicamente se solucionaba. Si bien, PQube ya lanzó hace escasos días un parche que soluciona este pequeño incidente, por lo que es de agradecer la rapidez con la que lo han solventado a pesar de no poder ignorar el lanzamiento al mercado un título con un fallo que no es baladí precisamente.

Apartado gráfico, banda sonora y duración

Dicen que cuando algo te entra por los ojos, se hace más apetecible. Y en eso Root Letter tiene todas las de ganar en el bonito y espectacular apartado gráfico que luce valiéndose de su acertada paleta de color donde se cuida hasta el más mínimo detalle a lo largo de todos los lugares de Matsue por los que nos pasearemos. En este sentido, es una novela visual con mucho de visual lo cual parece ser que es algo que se olvida a menudo en títulos de esa factura. En cuanto al diseño de personajes lucen una más que evidente estética anime suavizada con algunos rasgos que se acercan más a los ciudadanos nipones reales.


Luces y sombras observamos en su banda sonora. El número de piezas que escucharemos a lo largo de nuestro periplo por las calles de Matsue está bastante limitada y pese que algunas de ellas pueden resultar bastante repetitivas en determinados momentos que están en bucle, hemos de decir que en los momentos de investigación la música aporta y mucho a la acción. Además, Root Letter cuenta con un doblaje en japonés digno de mención y con un nivel muy notable.

Finalmente, en cuanto a su duración, completar la primera vuelta de esta visual novel nos llevará entorno a las 10-12 horas, dependiendo de algunos factores como cuánto de rápido o lento seas leyendo además de cómo de curioso seas para querer echarle una vistazo al entorno con el comando Check. Si bien, estas horas aumentarán —aunque tampoco demasiado— en nuestras ansias por querer descubrir los cuatro finales restantes de los que a lo largo de nuestras líneas os hemos hecho mención. Algo positivo en cuanto a esto, es que podremos saltar los capítulos rápidamente centrándonos simplemente en modificar nuestra respuesta en la postdata de las cartas de Aya presionando el botón triángulo para elegir la opción de salto y el gatillo R para llevarlo a cabo.

Lo mejor:

  • Posee un buen hilo argumental que te mantiene con ganas de querer saber más y más.
  • Un espectacular apartado gráfico que entra por los ojos.
  • Tiene un doblaje en japonés digno de mención.
  • Las investigaciones tienen un ligero aroma a Ace Attorney que gustará.
Lo peor:

  • El Max Mode rompe a menudo el ritmo de ciertas investigaciones.
  • La banda sonora se hace repetitiva con algún tema que nos acompañará en bucle.

Kadokawa Games Mystery se estrena en el mundillo de las novelas visuales de misterio con Root Letter, una obra que desde su misma presentación busca un hueco entre su target principal: los jóvenes adultos. En conclusión, un gran título que ofrece una hilo argumental muy bien construido, con poco que recriminarle, en un entorno rodeado de misticismo como lo es Matsue y que queda magistralmente expuesto, en donde nos mantendrán enganchados hasta el último momento por querer desvelar el misterio de nuestra amiga por correspondencia, Aya Fumino.

Nota: 8/10.

Análisis realizado por Fran del Rosal (Versión PS Vita). Copia facilitada por BadLand Games.
FICHA TÉCNICA
Nombre: Root Letter
Género: Novela visual
Desarrollador: Kadokawa Games
Distribuidor: PQube — BadLand Games
Jugadores: 1
Precio: 49.95€/39.95€
Formato: Físico y descarga digital PS Store (PS4/PS Vita)
Lanzamiento: 28/10/2016